Miguel estuvo en la cárcel varias veces.

Por: Leandro Miguel Avila
¿Cómo reacciona el ser humano ante una experiencia de encierro?
¿Alguna vez las cárceles fueron mejor que hoy?
¿Qué respuesta tuvo Miguel de Cervantes Saavedra cuando estuvo preso?
Miguel de Cervantes Saavedra, convirtió sus años de cautiverio en una obra de teatro que reflexiona sobre el encierro y la soledad: “El amor de los esclavos”.
En esta historia, dos enamorados españoles se separan después de un naufragio, pero tiempo después se vuelven a encontrar como esclavos en Argelia, donde sus amos se enamoran de ellos impidiéndoles su amor.
Es increíble que la experiencia de encierro, la haya convertido en la narrativa de una obra extraordinaria, como sacando fuerzas de flaqueza, como convirtiendo miseria y dolor en esperanza.

DSC_0412

Estuvo encarcelado en diversas ocasiones, e incluso en una de ellas escribió su máxima obra y la que es admirada como la obra maestra de la literatura española, (no en una residencia, no en un lugar veraniego, no en una estancia cómoda y limpia, sino en su celda): “El Ingenioso Hidalgo, Don Quijote de la Mancha”.
También escribió en las mismas circunstancias “Los baños de Argel” y “El trato de Argel” oprimido en las cárceles de los musulmanes.
No dudo que hubieran pasado por su mente la idea de suicidarse, pero no lo hizo, tenía la esperanza de recobrar su libertad y volver con los suyos. Su situación era terrible, pero su voluntad de salir adelante fue mayor. Seguramente su dominio de sí mismo, correspondía a lazos paternales muy fuertes durante su infancia, a sus creencias religiosas, a que alguna vez lo abrazaron muy fuerte y le dijeron “te quiero mucho hijo”, “tú vales mucho”, “no importa lo que te pase, debes de salir adelante”.
¿Haz analizado alguna vez tu vida?, ¿no vives encerrado entre las rejas de tu amargura, de tu tristeza, de tu envidia hacia todo y hacia todos?
¿Por qué no conviertes tu cárcel en un camino de esperanza?, después de todo no hay guardias que te impidan salir.
Háblate a ti mismo:
*.- Yo valgo mucho.
*.- Soy una persona que se supera todos los días y voy a salir adelante.
*.- No importan los problemas que me aquejan, no importa nada de lo que suceda, mi voluntad es inquebrantable.
*.- En prueba de que voy a cambiar, me propongo _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _, y lo voy a conseguir.
QUIERETE AUNQUE SEA UN POQUITO, MIRATE DENTRO DE SEIS MESES, DENTRO DE CINCO AÑOS. SIN DUDA HABRAS CAMBIADO MUCHO PARA BIEN.

Mi hijo(a) no practica ningún deporte.

Por: Leandro Miguel Avila

¿Tus hijos no realizas ninguna actividad física en sus ratos libres?

¿No les gusta o no les permites jugar ajedrez, dominó?

¿Notas que tus hijos no saben decidir si quieren helado de fresa o chocolate, ellos prefieren “el que sea”?

¿Cuándo necesitan hacer una tarea en equipo, no se sienten a gusto?

Por una extraña casualidad, todos los países del orbe, tienen la costumbre de organizar concursos de las más variadas actividades como danza, canto, tenis, piano, ajedrez, actividades ecuestres, natación, lucha, carreras de todo tipo, pintura, robótica, videojuegos, futbol, etc. etc. etc.

No solo nacionales, sino internacionales, así se concentran millones de espectadores para observar la habilidad, el temple, el coraje de los participantes.

DSC_0394

Pues bien, desde el punto de vista comercial, indudablemente es un gran negocio, pero desde el punto de vista cultural y educativo, hay varios grandes beneficios para los participantes, que entre más temprana sea la edad a la que comiencen, mayor será la oportunidad de lograr triunfos en sus actividades:

1.- El desarrollo mental y físico de los artistas o deportistas involucrados. Nadie se presenta a los juegos olímpicos si no supera marcas mínimas preestablecidas por concursos anteriores. Para ello se requiere una disciplina de ejercicios y prácticas continuas.

2.- El hábito de establecer una rutina consistente y comparativa que revele los avances logrados.

Alguien que comienza a practicar duramente varios días y se olvida del asunto, no puede pensar seriamente en lograr ninguna meta. La práctica constante y efectiva de su actividad, (tal vez difícil al principio, pero bien asesorada por padres , maestros o entrenadores), se convertirá a la postre en una especie de pasatiempo insustituible, que le brindará satisfacciones continuas al darse cuenta de que al cabo de unos meses, ya no es el mismo, sino que su nivel ha aumentado considerablemente y puede llegar a más, hasta donde su práctica y sus recursos se lo permitan.

3.- La ejecución constante condiciona al cerebro a decidir rápidamente entre varias alternativas.

En un momento dado, no importa si la elección fue la correcta o no, lo que importa es la experiencia adquirida y los resultados logrados a través de la elección de tal o cual alternativa.

4.- El aprendizaje de trabajar en equipo es una experiencia formidable que nutre su formación.

Cuando el triunfo se presenta, se debe indudablemente a la actuación en equipo de un buen número de personas, desde el familiar que apoyó al artista o deportista, la institución que prestó sus instalaciones para la práctica del evento, el entrenador que dió valiosos consejos, los compañeros que colaboraron con el héroe del momento. La vida en sí es una actividad en equipo para el que sabe jugarla.

Así pues, no dejes que pase más tiempo sin que tus pequeños hijos se involucren en este tipo de actividades, ellos mismos no saben para qué son mejores, pero les tendrás que facilitar que prueben diferentes “helados”, tal vez alguno decida el de “chocolate” y alguno más se decida por el de “fresa” y no por “el que sea”. Nadie puede decir hasta donde llegarán. Ninguno de los grandes astros de la actualidad lo sabían al inicio de su carrera. Tú tampoco puedes saberlo hasta este momento. PERO POR EL BIEN DE ELLOS ANIMALOS, NO TE ARREPENTIRAS. 

Estoy triste, mi hijo(a) no me hace caso.

Por: Leandro Miguel Avila

¿Sabes reconocer si tu hijo(a) está deprimido, si ha perdido su entusiasmo por la vida?

¿Te preocupas por saber qué piensa de su familia, de la escuela, de su porvenir?

¿Cómo valora las cosas materiales, lo que le has enseñado de la vida?

Karina Davidson, investigadora de la Universidad de Columbia, estudió durante más de diez años, a 1700 personas que vivían en Nueva Escocia, encontró que quienes mostraban una mayor tendencia a expresar emociones positivas, presentaron 10 años después una mejor salud cardiovascular.

Esto quiere decir una sola cosa: la alegría o la tristeza, van de la mano con la salud física y mental de la persona, no es casualidad que la gente que te saluda con una sonrisa, por lo general atrae amigos por esa sola costumbre (además de que su entusiasmo le genera bienestar y una mejor salud) y en cambio un individuo serio y cortante no es bien recibido por la mayoría de la gente (además de que por lo general refleja una serie de malestares internos propios de su pesimismo). Esa chispa de entusiasmo es lo que nos atrae o nos aleja de los demás.

Analiza a las personas que admiras: contagian su buena disposición, todos quieren saber que te cuentan de los últimos acontecimientos, como ven la situación del trabajo, qué piensan de la tal o cual situación. Muchas veces nos hacen tomar partido con su sola opinión, ya que sus palabras tienen sentido y todo parece encajar con lo que platican.

Desde que tu hijo(a) es pequeño(a), va tomando experiencias que graba en su mente y su comportamiento, cuando tropieza y cae al suelo llora y sufre; el adulto que lo levanta de inmediato o lo regaña “por su torpeza”, no lo está dejando que aprenda positivamente de esa situación. El adulto sabio, es paciente, lo invita con palabras alentadoras a que se levante y se recupere de su caída y no lo culpa por ello.

Cuando se le premia al infante con una felicitación, un dulce o un juguete porque hizo bien una tarea doméstica o escolar, el niño(a) aprende que las cosas tienen un valor y que se las ha ganado, el dar regalos sin que haga ningún esfuerzo, le enseñan que las cosas no valen nada, de pequeños aventarán el dulce o el juguete (porque no valen nada), los obtienen sin trabajar, de más grandes el padre le dirá “es el tercer iphone que pierdes”, por lo mismo.

DSC_0355

El que aprenda a respetar las reglas impuestas en casa, como ser puntual, cumplir con sus tareas, ayudar en el quehacer del hogar, ayudar a los demás, lo hacen adquirir una alta autoestima y un entusiasmo por vivir, el sufrir razonablemente al romper estas reglas, lo enseñan a ser maduro y a tener cariño por lo que hace.

Un buen número de comportamientos antisociales, se generan en el mismo hogar, los padres ya no pueden controlar a los adolescentes, porque no supieron controlar al niño(a). Los trastornos delincuenciales se basan en estos mismos principios, no aprendieron a respetar nada, el esfuerzo no tiene ningún valor, no se rigen por ninguna norma ni están dispuestos a a respetarlas, intimidan a los demás y se van acostumbrando a no tener amigos a menos que sean como ellos, para que respetar nada si no hay consecuencias. Además se van tomando conductas de hecho más graves, alcoholismo, drogas, la vida no tiene sentido, “eres una víctima porque nadie te comprende”.

Todavía recuerdo cuando mi padre me prohibió ver la televisión por dos semanas porque junto con mi primo me puse a fumar un cigarro a escondidas, me dolió más que si me hubiera pegado, pero hoy se lo agradezco infinitamente donde quiera que esté. También agradezco a aquel maestro que me dejó sin recreo por no hacer la tarea y a mi madre que me mandó a la cama sin cenar por jalarle las trenzas a mi hermana.

1.- En mi familia se acostumbraba cada vez que era posible, quedarnos sentados a conversar en la mesa y mis padres preguntaban qué nos parecía bien y que nos parecía mal de los demás y por qué; nos preguntaban como la pasábamos en la escuela, qué hacían nuestros amigos y nuestros maestros.

2.- Mis padres siempre procuraban asistir a nuestra escuela cuando había un festival o una kermesse, platicar con los maestros y con los demás padres que asistían.

3.-También consideraban importante ir a las fiestas que ofrecían nuestros parientes y nos dejaban con nuestros primos y tíos en vacaciones, cuando esto era posible, disfrutábamos del pan que preparaba mi abuelo, de sus árboles frutales y ayudábamos a dar de comer y de beber a las gallinas, cerdos, conejos, borregos, caballos y vacas.

4.- Mis padres (gracias a todas estas actividades), parecían intuir o saber todos los problemas que nos aquejaban y nos aconsejaban sabiamente sobre nuestras decisiones y comportamientos.

5.- Date una cita con tus hijos(as) siempre que puedas, no dejes de convivir con ellos, tal vez llevarlos al zoológico, al cine, a la natación, a la clase de música o al partido de Basquet, de otra manera, ellos se sentirán solos y tal vez tomen consejos no muy sabios de sus “amigos” y personas no muy recomendables. FELICITATE POR SER UN BUEN PADRE, NO ES FACIL.

Estoy triste, porque no tengo amigos.

Por: Leandro Miguel Avila

Si las personas que frecuentas en la escuela, en el trabajo, en el deportivo, prefieren alejarse de ti y no entablar conversaciones contigo más de lo estrictamente necesario, debes revisar algunos puntos que te menciono en este artículo.

Si sientes que los demás no te toman en cuenta para nada y te tratan de modo indiferente, no eres el primero ni el último al que le pasa esto, pero debes hacerte algunas preguntas que te menciono más adelante.

Abel era un buen estudiante, pero realmente sólo se sentía a gusto en la clase, donde sus compañeros estaban quietos, sin hablar a menos que el maestro lo pidiera. Una vez que salían al descanso, él se quedaba solo pues nadie lo invitaba a jugar ni platicaban con él, se sentía realmente como un “enfermo contagioso”.

DSC_0345

Al igual que en Matemáticas, donde una ecuación de tercer grado no tiene únicamente una solución, sino hasta tres posibles respuestas, puede haber diferentes situaciones en tu ámbito personal y social.

También debes considerar que así como una semilla de frijol no crece ni da fruto en unos cuantos días, este problema no lo vas a resolver en una ni en dos semanas, debes ser paciente.

¿Has oído hablar del ópalo? Es una piedra preciosa que tiene capas cristalinas, las cuales reflejan la luz del sol descomponiendo la luz blanca en formas multicolores muy bellas; por lo tanto es increíble pero totalmente cierto, que mientras alguien la ve de un color verdoso, otra persona que está en un ángulo diferente la aprecia de color rojizo. Nada más ilustrativo para hablar de la convivencia humana: cada uno de tus compañeros “ve” la vida de color diferente y “de distinto ángulo”. Si el átomo es energía, el ser humano es controversia pura, aquí y en cualquier época o en cualquier región de la Tierra.

Punto no. 1.- Observa a fondo a tus compañeros, con mucho detenimiento y te darás cuenta que la mayoría actúa por conveniencia, es decir “aparentemente congenian con los demás, pero ocultan sus verdaderas conductas”, de hecho hay quienes “fuman” para que los demás los acepten, pero lo tienen prohibido por sus padres (además de que no les gusta y saben que no les conviene) y peor aún, algunos llegan a tomar bebidas alcohólicas o aún drogas para demostrarles a los demás que son del grupo.

Recuerdo que fuí a ver un partido de futbol el año pasado en el estadio de Querétaro para ver a Ronaldinho jugar contra el equipo del León, atrás de mi escuchaba “porras para el Querétaro”, sin embargo, al cabo del segundo tiempo y de unas buenas cervezas, ya algunos le echaban “porras al equipo del León”.

Punto no. 2.- Puede ser que tu familia tenga un comportamiento parecido. Mi padre no era afecto a tener amigos y yo tampoco, creo que en eso lo imitaba sin mucho pensarlo, lo escuchaba que en el trabajo sus amigos lo querían obligar a tomar, pero él nunca aceptaba más de una copa o una cerveza, aunque le insistieran “una no es ninguna, dos es la mitad de una, etc.” Curiosamente mi madre era la cara opuesta de la moneda: se llevaba bien con todo el mundo.

También está el caso de un compañero ya mayor, que era muy agresivo y nos quitaba nuestros sándwiches y nos pedía dinero, creo que su padre no era lo que se llama una buena persona, obviamente nadie o casi nadie quería andar con él.

Punto no. 3.- NO TE ANGUSTIES, en la mayoría de los casos vas a ver que también puede haber otros factores que te desconciertan algún tiempo, en mi caso cambié varias veces de colonia, en una de ellas les gustaba bailar música tropical, había muchas banditas de chavos; sin embargo en otra solo les gustaba el rock & roll, música en inglés, era una colonia bien, y en una más tocaban la música ranchera y banda y todo mundo tenía sus cerditos, gallinas y vacas. El contexto cultural era totalmente diferente y me aclimaté poco a poco, para luego volver a cambiar de residencia.

Pregunta no. 1.- ¿Los valores religiosos y normas sociales que te han inculcado tus padres no son compartidos por tus compañeros?

Recuerda el partido del Querétaro contra el León. Tarde o temprano, tus compañeros te tienen que pedir algo, sea porque lo necesitan o por alguna otra razón, aprovecha para integrarte lentamente y poner alguna condición. Ayuda cuando te sea posible a tus compañeros, una vez me gané una pelota en clase y tuve “amigos” hasta que se ponchó, pero el enlace se había iniciado.

Pregunta no. 2.- ¿Has oído hablar de la empatía, relaciones instantáneas y lenguaje corporal? Nicholas Boothman lo explica muy bien en su libro “Como conectarse en los negocios en 90 segundos o menos”.

  • Mire a la gente a los ojos y sonría. Su mensaje va donde vaya su voz, y su voz va donde sus ojos la envíen. El contacto visual valida a la persona y genera confianza. Sonreir le hace aparecer feliz y seguro. Dígase a si mismo “fabuloso” tres veces y anímese.
  • Adáptese, sea como un camaleón. Nos sentimos a gusto y relajados con personas que son como nosotros. Sincronice su lenguaje corporal con el de su interlocutor para lograr una comunicación inmediata.
  • Cautive la imaginación y capturará el corazón. Emplee un lenguaje sensorial lleno de imágenes para que los demás puedan ve, oir y sentir, e incluso oler y saborear lo que usted quiere dar a entender.

Estoy triste, me picó una abeja.

Por: Leandro Miguel Avila

Cuando a Sara, le picó una abeja al mover su brazo derecho entre las plantas, no imaginó que había recibido una dosis de “apitoxina” benéfica para su reumatismo.

De hecho, la Apiterapia (o sea, el uso de la picadura de la abeja en la zona afectada), se utiliza hace miles de años para tratar dolores e inflamaciones, sobretodo de huesos.

Además, la picadura de abeja, también produce efectos benéficos para el torrente sanguíneo, ya que disuelve pequeños obstáculos en la sangre.

Como menciona el Dr. Julio César Díaz, médico y apiterapeuta argentino en su libro ”Apiterapia hoy”, el veneno de abeja, tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos y es inmunoactivante, es decir, estimula el sistema inmunológico.

DSC_0344

El aguijón del insecto, sigue palpitando e inyectando la apitoxina al interior de la víctima, así que lo mejor es retirarlo con cuidado sin exprimir la parte del veneno. La abeja, tristemente está condenada a morir, pues se desgarra su cuerpo en este acto de defensa del panal (todo aquel que no sea abeja de su colmena es un potencial enemigo).

Curiosamente el insecto pica en una zona del cuerpo que “él detecta particularmente caliente o anormalmente afectado”, de ahí que hace mucho tiempo se estudia su relación con diversos padecimientos y su curación.

Sobra decir que todo este tratamiento es responsabilidad del médico, pues no es lo mismo que te pique una abeja (efectos benéficos), a que te piquen 300 abejas (donde tu vida corre peligro).

Además, no es lo mismo tener dolores reumáticos, que ser una mujer embarazada, sufrir insuficiencia renal, padecer hemorragias, tener alergia al veneno de abeja, ser diabético crónico ó tener cardiopatía descompensada.

Sara, desde luego se quejó durante varios días (después se quejó de que ya no la picó ninguna abeja), pues se dio cuenta que disminuyeron levemente sus molestias reumáticas y por fin pudo completar su tarea de Inglés que había estado relegando varios días.

En fin, podemos sacar en conclusión:

1.- Sara, en medio de su tristeza y dolor recibió una dosis benéfica de veneno que le curó parcialmente de sus dolores reumáticos al menos durante unos días. La abeja sencillamente activó su mecanismo de defensa generado hace miles de años y murió en defensa de su territorio.

2.- Los humanos siempre nos quejamos de todo y por lo general no corresponde a la magnitud del percance, es decir, casi nunca nos ponemos a pensar en aquel viejo refrán que dice “no hay mal que por bien no venga” como correspondería a un ser pensante colocado en el nivel más alto de las especies animales y vegetales.

3.- La tristeza causada por la abeja, se convirtió en alegría, por eso, cuando tengamos algún evento inusitado, tengamos paciencia y analicemos la situación para poder salir adelante con nuestros problemas.

¿POR QUÉ NO COMO SARA, PIENSAS EN ALGUN OBSTACULO QUE HAS TENIDO Y PIENSAS ENSACARLE PROVECHO? “AL MAL TIEMPO, BUENA CARA.

Estoy triste, pero hoy mi vida comenzó a cambiar para bien.

Si aplicas las instrucciones que te voy a dar en este momento, tu vida cambiará y te convertirás en una persona exitosa y feliz en todos los ámbitos de tu existencia.

No importa el estrato social en el que te desenvuelves, debes observar ciertas normas para superar el desempeño de tus actividades, de modo que te conviertas en una persona exitosa.

Ojalá todas las personas tuvieran la suerte de “pensar un minuto” en esto que te voy a decir, para lograr una vida exitosa.

Cuando un cuete se lanza en una celebración, sigue una trayectoria ascendente, pero se mueve conforme a la dirección del viento, truena en el cielo, despide sus luces y cae. En cambio un cohete lanzado para una misión espacial, sube en forma de línea recta, hasta desaparecer de nuestra vista y entrar al espacio sideral, para cumplir con su misión espacial.

¿Por qué te menciono esto? Porque el cuete de luces tiene una vida corta y se va para donde lo envía el viento; en cambio el cohete se mueve bajo las instrucciones de computadoras que registran su movimiento continuamente y corrigen la trayectoria del vehículo constantemente con suaves cambios en la potencia de los propulsores que llevan en su base, dando la apariencia de que se mueven en línea recta.

DSC_0341

Hay personas, que como los cuetes de luces, se mueven como pueden, a donde van todos y finalmente nunca saben a dónde se dirigen. En cambio hay otro tipo de personas, que avanzan entre los demás, pero a diferencia de ellos, comparan sus movimientos con los de los demás, observan qué obtienen y modifican sus acciones hacia otro ángulo; todo el tiempo están evaluando sus resultados y cambiando su forma de ser, hasta lograr lo que quieren. Este tipo de personas son las que llegan a ser líderes en su comunidad y se anticipan a los demás.

Esta es la razón por la que hay negocios que no prosperan, si acaso se mantienen igual durante algún tiempo, si es que no desaparecen; en cambio hay otros negocios que no solo se conservan, sino que mejoran, crecen y son los preferidos por mucha gente. (claro que hay personas atrás del negocio dirigiéndolo).

Esta técnica es realmente sencilla, pero efectiva (SE LLAMA RETROALIMENTACION) y no es nueva, es tan vieja como la humanidad misma, consta de los siguientes pasos:

1.- Primero que nada, tengo que definir mi situación. (así de sencillo)

Quién soy (¿Estoy a gusto con lo que tengo ó estoy haciendo algo para superarme?), dónde estoy (¿Tengo una casa, una familia, un negocio, estoy estudiando algo?) hacia dónde voy (¿qué quiero de mi vida, cómo me gustaría vivir, siempre voy a estar como hoy, qué planes tengo en mente?)

2.- Realizar un solo cambio a la vez en mis actividades (para superarme).

Puede ser tan sencillo como “levantarme media hora antes para hacer ejercicio”, “hablar con una persona a quien admiro y preguntarle qué hizo para estar en donde está” , “buscar otro trabajo donde gane más o esté más a gusto”, “tomar un curso de inglés o de computación”, “dejar de comprar algo que no es tan necesario y ahorrar ese dinero”, “tratar de hacer algo que me conviene, pero que me da flojera”.

3.-Después de realizar un cambio, observar si me agrada o me conviene, analizar si mejoró o empeoró mi situación, después de evaluarlo, tomar una descición: continúo o suprimo este cambio.

4.- Volver al paso 2.

QUE TAL SI TOMAS CINCO MINUTOS DE TU TIEMPO Y COMIENZAS CON UN LIGERO CAMBIO EN TU VIDA, ANOTA EN UNA LIBRETA TUS RESULTADOS Y DECISIONES.

SI NUNCA HACES NADA, TU VIDA CONTINUARA IGUAL.

LAS PERSONAS QUE COMENZARON CON UN PEQUEÑO CAMBIO, DESPUES CAMBIARON AL MUNDO.

Estoy triste, paso obligado a la felicidad.

Estoy triste, paso obligado a la felicidad.

Por: Leandro Miguel Avila

¿Crees que las personas que tú admiras, nunca estuvieron tristes?

¿Piensas que la gente feliz, nunca sufrió como tú?

A veces la gente más feliz, es la que más ha sufrido.

Jorge siempre contaba anécdotas graciosas y era muy conocido en la empresa, una secretaria comentaba de él: “Es muy chistoso cuando te cuenta algo, quién sabe como mueve sus manos gorditas y te mueres de la risa

DSC_0338

Nadie lo dudaba, de hecho Jorge siempre era buscado por todo el personal de la empresa, tanto para consultarlo sobre sus actividades diarias, como para discutir con él cualquier tema, siempre al iniciar una conversación, era una garantía de éxito absoluto. Además cuando se necesitaba hablar en inglés con gente de Estados Unidos, él era el personaje idóneo y lo hacía muy bien.

Yo lo sabía perfectamente y por eso, siempre que era posible, hablaba con él de cualquier tema. En la fiesta de fin de año, tuve la oportunidad de conocer buena parte de su historia, ya que él mismo, después de algunos tragos, nos platicó detalles de su infancia.

Su padre había muerto en un accidente automovilístico, cuando él apenas cumplía los seis años de edad, así que, junto con su madre y su pequeña hermana, se las arreglaron para sobrevivir con una escasa pensión y el poco dinero que su madre ganaba vendiendo pasteles entre sus conocidos del vecindario.

Fueron muchas las lágrimas que derramaron en su familia y él en aquellos días difíciles, recibió un singular regalo de uno de sus tíos: una colección de discos de “Los Beatles”, así que, entre sus pasatiempos obligados, había escuchado un sinnúmero de veces, aquellas canciones en inglés que hablaban de amor,

(una de las palabras más utilizadas por el cuarteto de Liverpool, es la palabra “love” ó “amor” en español) y como al principio no entendía lo que cantaban, sus profesores de inglés en la escuela, siempre tenían a Jorge en sus cubículos con preguntas sobre el curso en turno y por supuesto, también sobre las canciones de “Los Beatles”.

Tanta fue su afición, que a lo largo de los meses y años, había logrado dominar los títulos, las letras y el significado de todas las canciones de sus ídolos musicales.

Posteriormente en el trabajo, se dio cuenta que podía entablar una conversación fluida con los gerentes de la empresa que venían de Estados Unidos a revisar resultados de la compañía, así que se convirtió en el enlace telefónico favorito entre el personal , que por lo general, no sabían más allá de Hello (Hola) ó Good morning (Buenos días).

En resumen, Jorge (sin pretenderlo), había realizado tres pasos importantísimos en dominar su tristeza y convertirla en alegría para todos:

1.- Aceptar su realidad, refugiándose en los consejos y guía de su madre, ayudando a su pequeña hermanita a salir adelante; apoyarse en sus tíos, primos y demás familiares, maestros, intercambiando información de su vida, sus problemas y su solución. Al sobrellevar sus penas, aprendió a ver el lado positivo de la vida (de allí su buen humor, donde se mofaba de todos sus problemas, así que sus chistes tenían una dinámica muy especial).

2.- Mantener ocupada su mente en algo positivo, en su caso, aprovechar el único recurso a su alcance (escuchar piezas de música en inglés), estudiar, preguntar, investigar qué decían las canciones hasta dominarlas por completo. Este material, afortunadamente, no lo incitaba a consumir estupefacientes, ni alcohol, ni a dañar a nadie y si lo hubiera hecho, estoy seguro que su madre hubiera intervenido sabiamente para orientarlo. Sin saberlo estaba construyendo un buen futuro, ojalá que pudiéramos seguir su ejemplo (pero tal vez en aprender a tocar un instrumento o practicar un deporte o jugar ajedrez o tantas otras actividades a nuestro alcance).

3.- Trabajar no solo para él, sino para su familia y explotar los recursos que tenía a su alcance, convertir tristeza y soledad en alegría y compañerismo, dar a sus emociones un equilibrio mental que lo sacara adelante. Seguramente que sus maestros de inglés pueden estar orgullosos de su esfuerzo, (pues al igual que Los Beatles, trabajó durante horas, que sumaron días, semanas, meses, años de práctica para poder crear canciones tan famosas) y en su caso finalmente hablar inglés como pocas personas.

¿Por qué no sigues sus pasos ahora mismo, nada te impedirá lograr una hazaña similar, analiza tus gustos, aficiones positivas y dedícales un tiempo razonable, hasta que seas un experto (quizás tus esfuerzos no los veas consumarse hasta dentro de algún tiempo, recuerda que “Roma no se hizo en un día” ni Jorge aprendió inglés en tres semanas).

¿Por qué no ayudas o otros a salir adelante, lo que tú sabes es una herramienta muy valiosa para el que está empezando, para el que no tiene nada, regala algo valioso a tus sobrinos, a tus alumnos, a los que no tienen nada, quizás haya frente a ti otro Jorge y acaso tu no la sepas?

CUANDO AYUDAS A UNA PERSONA QUE NO TIENE NADA, TU VALOR COMO PERSONA, CRECE ENORMEMENTE

Estoy triste, pero el deporte me ayuda.

Por: Leandro Miguel Avila

¿Haz tratado de hacer dos cosas a la vez?, por ejemplo hablar por teléfono celular y manejar, (no es nada recomendable), o atiendes una cosa o atiendes la otra.

¿Te han invitado tus amigos a jugar futbol , sabiendo que tienes alguna pena?

Cuando Arturo estaba triste porque se había peleado con su novia y parecía que todo se había acabado entre ellos, sus amigos lo fueron a invitar a un buen partido de futbol para acompañarlo y que se olvidara un poco del asunto.

DSC_0337[1]

La vida nos brinda momentos que ninguno de nosotros quisiéramos enfrentar, de hecho creo que no hay nadie que esté fuera de esta lista, problemas en el trabajo, problemas de dinero, disgustos con alguna persona querida, pérdida de algo muy querido, y tantas otras más.

Yo, por ejemplo me considero afortunado, ya que cuando me disgusté con una novia que me había enseñado a fumar, no la volví a ver y dejé el cigarro de coraje, porque sentía que era parte de ella misma, para fortuna mía, de mi salud y de mi bolsillo.

Las personas que tienen alguna actividad deportiva, casi nunca se dan cuenta de los beneficios que obtienen:

*.- Su salud mejora notablemente, ya que eliminan grasas y azúcares de su cuerpo, mejoran su apetito, su respiración, su circulación sanguínea y su cerebro genera una afición al ejercicio.

*.- Aprenden a trabajar en equipo y a sobrellevar los defectos de sus compañeros, su cerebro se fortalece en la solución de problemas, ya que las situaciones de juego los obliga a buscar diferentes caminos para la solución de una jugada.

*.- Todo el tiempo agilizan su mente para planear su desempeño, lo cual les permite en su vida cotidiana pensar qué les hace falta con anticipación y buscar armonía en su vida.

*.- Se hacen resistentes a la frustración y saben que en la vida se pierde y se gana, por lo tanto, generan un patrón de conducta con menor tendencia a la depresión.

¿Por que no te inscribes ahora mismo a un deportivo? Hay tantas opciones para practicar: Natación, basketbol, tenis, atletismo, ciclismo y tantas otras que se ajustarían a tu gusto y a tu presupuesto.

Tal vez descubras que tienes especial habilidad para algún deporte y nunca lo sabrás si no pruebas.

Estoy triste, hoy conocí a mi peor enemigo.

Por: Leandro Miguel Avila.

¿Qué harías si conocieras a la persona que más daño te ha hecho sin tú saberlo?

¿Qué le dirías a tu peor enemigo?

¿Qué sentirías al conocer el daño que te ha provocado?

Pedro y su esposa Rebeca, decidieron ir a un restaurante el fin de semana, los acompañaban su hija y su novio. No era la primera vez que iban allí y no lo hacían muy seguido, pero advirtieron que algo había cambiado, muy poca gente y el personal no les era familiar, pero aquello era algo realmente secundario; así que la mesera les dio la bienvenida y les trajo la carta del menú, la cual leyeron y pidieron sus platillos favoritos.

Escucharon que un cliente de la otra mesa, replicó: “yo no pedí este platillo“, los meseros parecían aturdidos y confusos, pues aunque se apresuraban de una mesa a otra, no los habían atendido después del tiempo debido.

DSC_0334

Cuando por fin llegaron sus órdenes, la hija protestó: “le pedí la empanada de camarones sin mayonesa“, ¡Oh, perdón, se la cambio enseguida¡, la mujer se fue y regresó, ya no tenía mayonesa, sin embargo la joven (a quien desde niña no le gustaba la mayonesa), no quedó a gusto, pues su empanada aún sabía a mayonesa, Rebeca le comentó al novio, “te faltan aderezos para tu orden”, él cortésmente aseveró: “No se preocupe señora, así está bien”, pero ella no lo pensó así y le insistió a la mesera, para que los trajera.

Pedro terminó su platillo, sin que llegara su bebida y le recalcó a la mesera: “ya no me traiga la bebida que le pedí, porque ya no la necesito”, aún para cobrar la cuenta, se tardaron más de lo habitual, Pedro se levantó de la mesa y fue directamente a la caja, donde le dieron la cuenta y pidió hablar con el encargado; le voy a hacer un comentario: oiga, su servicio es muy lento, nunca llegó a mi mesa la bebida que ordené, mi hija pidió una empanada de camarones sin mayonesa y se la sirvieron con mayonesa, (ella odia la mayonesa desde niña), ¡oh señor, nos hubiera avisado para cambiársela!, así lo hicimos, pero cuando se la cambiaron, seguía el sabor a mayonesa.

Tardaron mucho en atendernos, incluso para cobrar la cuenta, por eso estoy aquí. “Pues usted disculpe”, fue toda la respuesta que obtuvo y de propina ni hablar, nadie se la merecía en aquel restaurante.

DSC_0331

Salieron realmente enojados, la administración había cambiado para mal, con razón había tan poca gente.

Pedro se quedó pensando, “La semana pasada hubo algunos reclamos de clientes, pero no les di mucha importancia”.

Al siguiente día, le pidió a su secretaria que lo comunicara con los clientes que habían reclamado la semana anterior, entabló un diálogo positivo con ánimo de ayudarlos y escuchó todas sus quejas, las cuales canalizó con los departamentos implicados.

¡Qué ciego estaba¡, ¡Cómo no me había dado cuenta!, las quejas de los clientes no deben ser algo molesto que nos indigne o que nos haga enojar, ellos son la causa de todos nuestros esfuerzos y ellos nos traen el dinero que necesitamos, ellos son los que con justa razón tienen derecho a enojarse.

Creo que mi actitud me ha convertido en MI PEOR ENEMIGO, pero esto va a cambiar.

¿Por qué no escuchas y resuelves al menos un reclamo de tu hijo (a), de tu cónyuge, de alguna persona que atiendas en tu trabajo?

Hazlo ahora mismo, al cambiar tu actitud, los demás tendrán una nueva percepción, de que tú eres una persona importante y valiosa para ellos.

FELICITATE CUANDO RECIBAS UNA QUEJA, RESOLVERLA ESTA A TU ALCANCE Y TE CONVERTIRA EN UNA PERSONA PODEROSA Y VALIOSA PARA TODOS.

Estoy triste, no pedía y no me daban.

Si no te atreves a pedirle a una chica que sea tu novia, nunca lo será

Si ya completaste una cotización a tu cliente y no le llamas para que haga su pedido, él muy raramente te buscará para hacerlo, tal vez ya hizo su compra con otro vendedor más agresivo.

Si no te atreves a hablar con tu jefe para exponerle que quieres subir de categoría y que te estás esforzando en tu trabajo, él nunca te tomará en cuenta para cuando haya una vacante en un puesto más alto.

Gil era un estudiante brillante en Matemáticas, ayudaba a todos a elaborar sus tareas y todas las chicas lo buscaban para que las ayudara en sus guías de estudio, pero a pesar de esa ventaja, no había logrado que ninguna joven fuera su novia.

Roberto no tenía muy buenos resultados en su labor de ventas, a pesar de que visitaba clientes y les llevaba las cotizaciones que pedían, lo cual no se reflejaba en sus pedidos ni mucho menos en sus comisiones.

Carlos se quejaba todo el tiempo de que las oportunidades que buscaba, nunca se concretaban, a su empresa llegaban personas nuevas sin mucho conocimiento del puesto y al paso del tiempo ya habían logrado un ascenso, pero él no.

LA TONICA DEL SER HUMANO ES QUE PARA CONSEGUIR ALGO TIENES QUE PEDIRLO. No puedes asumir que la otra persona te va a dar lo que tu necesitas si tú no se lo pides, TAN SIMPLE COMO ESO. Pero de modo increíble, muchos de nosotros NO LO HACEMOS y obtenemos POBRES RESULTADOS.

Los casos anteriores son típicos, y lo podemos analizar con la siguiente narración:

Fui el otro día por mi esposa al consultorio, pues había hecho cita con su médico, al llegar a la sala de espera, llevaba un panqué en rebanadas que había adquirido en una tienda, de modo que le ofrecí a mi esposa, ella asintió y tomó una porción; un pequeñito desconocido de corta edad se me acercó extendiendo la palma de su mano (lenguaje corporal) y balbuceó de modo apenas perceptible ¿me das? (lenguaje hablado). Por supuesto que obtuvo un trozo de panqué con pasas, sus dos hermanitas más grandes y sus padres se ruborizaron y se apenaron, pero no dijeron  nada, de hecho ya salían de la sala de espera.

DSC_0357

Analicemos lo siguiente:

1.- El pequeñín observó que mi esposa había obtenido una rebanada de panqué y sintió el deseo de obtener una para él; sin consultar a sus padres o a sus hermanas mayores y sin plantearse la posibilidad de una respuesta negativa, me pidió lo que él quería en ese momento, obteniendo una respuesta favorable. Tal vez, yo le hubiera ofrecido la rebanada si hubiesen estado estáticos en el consultorio, pero no en su estado de movimiento y jamás me hubiera enterado que el chico deseó la rebanada y me lo pidió dos veces, (con lenguaje corporal, extendiendo su manita, hubiera bastado) y además balbuceando a su manera para reforzar su petición.

2.- Las hermanitas actuaron bajo el patrón que seguramente les inculcaron sus padres y la conducta social, “no hables con desconocidos”, “no es correcto pedir en público”. Y por lo tanto no obtuvieron nada, yo desconozco si se les antojó o no y por qué.

3.- Yo accedí con muy buen humor, recuerdo que le sonreí al chico y le dije: “te va a encantar, está delicioso el panqué con pasas”. Sin embargo no le ofrecí a las harmanitas ni a los papás, porque tal vez me hubieran cuestionado; ¿Creé que estamos con hambre?, o quizás ¿Creé que no tenemos dinero para comprar un panqué?, o tal vez un simple “No gracias”. Desconozco sus pensamientos totalmente.

Aunque Gil estaba rodeado de chicas, nunca le expresó a ninguna su deseo ¿Quieres tomar un café conmigo el sábado?, o ¿Te gustaría ser mi novia?; y por lo tanto nunca obtuvo nada. Tal vez alguna de ellas hubiera dicho sí, pero por orgullo o por costumbre, ellas no iban a tomar la iniciativa.

Roberto necesitaba una segunda visita con sus clientes, tan solo para preguntar: ¿Le parece si levantamos su pedido? o ¿Está bien que le enviemos nuestro producto mañana? Aunque la oferta sea inmejorable y los precios estén aceptables, el cliente tiene su orgullo, le gusta ser atendido y que le requieran el pedido (casi siempre).

Carlos esperaba que su jefe lo ascendiera en cualquier momento, pero tal vez su jefe pensaba que él no quería complicaciones con más responsabilidades de las que ya tenía o que estaba a gusto en su puesto. Además si él hubiera pedido un ascenso, su jefe primero le hubiera encomendado tareas más pesadas para observar su respuesta a los nuevos encargos y ver si era apto. Como Carlos nunca expresaba nada, su jefe jamás se enteraba de lo que pensaba o quería.

Por qué no haces una lista de las cosas que deseas y las expresas a los implicados de manera simple como lo hizo el pequeñín y sin pensar que te den una respuesta negativa y las veces que sea necesario.

VAS A SORPRENDERTE DE LOS BUENOS RESULTADOS

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.